Discurso del Acto a la Patria 2019

Buenos días, a la mesa directiva y administrativa del Colegio Claret, a nuestro Director P. Demuel Tavárez
Rosa, CMF, Personal Docente, Coordinadores, personal de apoyo, estudiantes, padres, madres y demás
participantes, invitados a este acto de conmemoración anual de la Independencia Nacional, cumpliendo su
centésimo septuagésimo quinto aniversario. Un año más celebrando la hazaña libertadora conquistada por
nuestros padres fundadores de la Republica Dominicana.

Les invito a recordar el día aquel que les fue enseñado por nuestros padres y maestros de historia, que
grabado en sus mentes, junto a nuestro himno y a nuestra bandera, nos llega esa nostalgia patriótica. Pero,
volvamos al inicio, o más bien dicho el iniciador, Nuestro Padre de la Patria Juan Pablo Duarte, el que convirtió
sus pensamientos de libertad en realidad. Construyendo no solo un país, sino sueños, ideas, valores y un
mañana.

Y, así lo pensó Duarte al iniciar su clandestina pero gloriosa sociedad secreta la Trinitaria y que al fundarla hizo
algo que debemos asumir primero en cada cosa que hagamos: poner a Dios como centro; pues como a cada
dificultad y cuando nos sentimos oprimidos, debemos tener presente que para Dios nada es imposible.
Nuestra patria se encuentra hoy secuestrada, primero por nuestros políticos y después por algo peor, nuestra
indiferencia, la indiferencia de nosotros los jóvenes que no logramos entender el significado de la palabra
patria, el significado de los símbolos, el significado de tener una identidad como pueblo.

Nuestra patria es algo más que símbolos, es algo más que un sentimiento, nuestra patria son sus ciudadanos,
ya que sin estos la palabra patria sería una palabra vacía.

En el día de hoy queremos hacer un llamado a todos nuestros compañeros a reflexionar sobre los
pensamientos que en algún momento tuvieron nuestros padres de la patria como suele llamárseles , sobre sus
ideales, incluyendo los ideales del general Gregorio Luperón, para que, basados en estos pensamientos,
tratemos de retomar el camino perdido, debemos hacer lo que es correcto y de la mano de Dios seguir el buen
camino, y como diría nuestro ilustre Juan Pablo Duarte “Trabajemos por y para la patria que es trabajar para
nuestros hijos y nosotros mismos”. Valoremos más las necesidades de nuestro pueblo que nuestras
necesidades personales ya que en caso contrario terminaremos sin patria sin suelo, sin ideales, solo seremos
una reseña de una generación, que tuvo en sus manos la oportunidad de levantar, de mantener con vida a una
patria que agonizaba para convertirnos en sus sepultureros, “ACTUEMOS”, pues uno cuida lo que ama y, a
partir del esfuerzo de todos, hagamos una patria digna, un regalo para nuestros parientes futuros. Los jóvenes
debemos emprender este viaje de esforzarnos para un mejor país, pues somos el futuro de la patria.

Tratándonos como hermanos, unidos, hagamos esa realidad de Duarte posible otra vez, ¡Que viva la Republica
Dominicana! ¡Dios, Patria y Libertad!

Jonathan López Amparo
Estudiante de Secundaria
22/02/2019

Otros eventos